Un P4 en el infierno

Los procesadores suelen ser muy robustos, a no ser que les demos un golpe o dañemos alguno de sus contactos, rara vez se estropean. El unico sufrimiento real para un micro es su temperatura y a este, lo han achicharrado de lo lindo.

¿Quieres saber que pinta tiene un P4 quemado?

No es impactante pero es curioso ver claramente el rastro de fuego en la superficie del micro.

6 comentarios sobre “Un P4 en el infierno

  1. Los Pentium4 siempre han sido unos calentones de la ostia, sobre todo las últimas versiones HT sacadas del delirio de GHz de Intel. Menos mal que han recapacitado.

    Saludos

  2. Yo tengo un P4 que cumple las mismas características.

    Menuda serie de mierda se saco Intel… luego probabas un Atlhon y le daba 500 vueltas encima.

    Saludos

Los comentarios están cerrados.