Caso extremo: Lejia

Siento no poder ofrecer mejores fotos del caso, estan hechas con un telefono movil. Es lo que hay :(

Hasta ahora nunca habia visto un caso asi. Al parecer, sin motivo conocido por el momento, un cubo de lejia “se habia caido solo” encima del ordenador que tenia ante mis narices. El propietario del pobre aparato, con cara de deseperacion, me estaba explicando que habia ido a dos tiendas, le habian dicho que no se podia hacer nada y preguntaba, mirando mi cara de estupefacto, si podria hacer algo. ¿Que si podia hacer algo? ¡Como minimo queria ver como habia quedado!

Sintomas

  • Huele a lejia que tumba de espaldas

Lo raro habria sido que oliera a flores… En cuanto lo puse en la mesa me di cuenta de que habia pasado un tiempo del accidente, porque toda la base tenia una capa de sal, el resto de la lejia evaporada. Asi que empece a sacar los tornillos salados de las tapas y me encontre con esto.

imagen065.jpg imagen050.jpg imagen053.jpg
Los chorretones de lejia estaban por todas partes, hasta por detras de la placa base. El suelo dejaba constancia de la cantidad de lejia que habia tenido el PC en su interior, menudo accidente…

Causas

  • Los accidentes existen, la gente cabreada tambien. Los segundos son mas propensos a generar este tipo de situaciones. Ademas, si el liquido hubiera caido desde arriba, no habria alcanzado el tercio inferior del disipador del micro… a mi me parecio que le habian echado un cubo de lejia desde el lateral.

imagen054.jpg

La lejia es muy oxidante y se come, literalmente, el cobre. Los contactos de la circuiteria de las placas son extremadamente finos y es muy facil que duren unas pocas horas (quiza minutos) en contacto con la lejia.

En nuestro caso La lejia habia llegado, claramente, hasta el chipset de la placa, la ranura AGP y la parte inferior de la memoria. La pregunta era, ¿se habrá salvado el micro? Pues no, el micro tambien se vio afectado.

imagen067-2.jpg imagen070.jpg imagen073.jpg

En la imagen, de izquierda a derecha, la memoria RAM: Apenas se nota unas sombras en los contactos, pero de cerca, el cobre se habia esfumado, no se salvó. En el centro, se puede ver claramente como la lejia llegó al socket, aunque seguramente fue mucho menos que la que alcanzó a la memoria. A la derecha el micro despues de haberlo labado con detergente en spray para cirtuitos electronicos. Se puede ver perfectamente unas lineas en los contactos del micro, que coinciden claramente con las manchas de lejia de la foto anterior. Curiosamente y contra todo pronostico, el micro se salvó… al menos por ahora… El disco duro apenas sufrió daños, y tambien se pudo salvar, junto con la grabadora, etc… un alivio para el dueño.

Al final, se le cambió la caja (imposible eliminar la lejia), la placa base y la memoria RAM. Lo que no tengo muy claro es si la corrosion que empezó la lejia continuará su trabajo hasta que acabe, finalmente, con esta pobre victima de la ineptitud humana.

CONSEJO: No se debe conectar un ordenador sobre el que se haya vertido un liquido, ni siquiera cuando se crea que ha pasado tiempo suficiente como para que este seco, o aunque se piense que solo se mojo la carcasa. Debe ser desmontado completamente y entonces, valorar que daños ha sufrido.

6 comentarios sobre “Caso extremo: Lejia

  1. Me inclino a pensar en gente cabreada, de otro modo es difícil como ya comentas que el líquido alcance los dispositivos superiores como el micro, memoria, etc.

    Desde luego, para operar con mascarilla estaba el equipo ;)

  2. Puedo entender que la lejía ocasione daños. Puedo entender que los daños sean más o menos serios.

    Pero no entiendo como llegó la lejía al equipo.

  3. Pingback: Verano « Mac o PC

Los comentarios están cerrados.